28S: Éxito del Jaque, enroque del Régimen


Texto de análisis posterior a la convocatoria Jaque al Rey, elaborado por Yesca, octubre del 2013.
Categoría: textos-politica-general

Desde Yesca queremos dar a conocer nuestra valoración sobre la movilización Jaque Al Rey del pasado 28 de Septiembre.

En primer lugar, queremos destacar que para nosotr@s la convocatoria fue un éxito respecto a los objetivos marcados por la propia Coordinadora 25S así como un avance de la lucha en el sentido estratégico; un avance de las posiciones que apuestan por la Ruptura con el Régimen surgido de la Constitución del 78 y no por la reforma del mismo. El análisis de la situación actual nos hace tener una visión ante todo optimista, lo cual no quita que debamos ser crític@s, pero no vamos a colaborar con difundir ese  pesimismo (infundado a la vez que contrarrevolucionario) que algunos se empeñan en pregonar. Ese es precisamente el discurso de los medios tanto de la derecha como de la izquierda del Régimen, tan atemorizados por la movilización que hubieron de optar por silenciar la convocatoria, aunque ahora se apresuren a airear una presunta derrota de la misma. También es ése, por cierto, el discurso de la izquierda reformista que, temerosa también del pueblo, pretende que nada del Régimen actual cambie, y como no, de los izquierdistas que pasaron esa tarde criticando desde la comodidad de un sofá lo “equivocado” de una convocatoria no dirigida por sus pretendidas vanguardias sin masa. Y es que no deja de ser triste ver cómo muchos de esos supuestos adalides del republicanismo el día 28 se quedaron en casa.

Algunos de estos sectores se empeñan a su vez en recalcar el supuesto agotamiento del 15M. Pero una mentira mil veces repetida no tiene por qué convertirse en verdad. El 15M no se ha ido, está en los barrios y pueblos donde ha dejado su poso y desde donde sigue trabajando día a día entremezclándose con el resto de movimientos políticos y sociales. Lo que sí se agotó fueron las movilizaciones masivas repletas de razones pero carentes de una propuesta estratégica. Y es eso es lo que se está construyendo ahora, la maduración de un movimiento popular que eclosionó hace 2 años y medio.

Y es que no podemos perder de vista que la convocatoria del Jaque Al Rey se trataba de una movilización estratégica, no de una lucha sectorial, con la elevada carga política que esto implica. No es lo mismo quejarse del paro, los desahucios, la corrupción y la falta de democracia, es decir, de los síntomas, que protestar contra las causas que originan estos problemas, porque ello implica una clarificación ideológica y desvela las ilusiones reformistas y socialdemócratas de que es posible modificar este Régimen sin tocar sus pilares fundamentales.  Aún así, las cifras son considerables: con el apoyo de más de 100 colectivos y organizaciones políticas y la presencia de más de 8.000 personas, a la que se debe sumar la cantidad de trabajo local de difusión realizado previamente. Esto supera con creces a otras movilizaciones estratégicas que se han dado en Madrid durante el último año, a pesar de la intensa lluvia, del imponente silencio mediático y de una presión policial intimidatoria.

Una última confirmación del éxito político de la convocatoria fue ver cómo ciertas organizaciones que rehusaron apoyarla desde el principio se vieron prácticamente obligadas por el contexto a apoyarla formalmente, aunque fuera sólo para salir en la foto y no quedarse al margen del movimiento popular. La Coordinadora 25S ha conseguido crear muchas contradicciones en la izquierda reformista, precisamente porque apunta a los pilares de un sistema que nos condena a la miseria.

A nivel ideológico, la convocatoria cargaba claramente en contra del Régimen postfranquista encarnado en la Constitución monárquica del 78, y por lo tanto, se pronunciaba claramente por la Ruptura con el mismo. Para que esa ruptura sea posible, creemos que el movimiento popular va a tener que posicionarse al respecto de tres cuestiones principales: el fin de la monarquía, el inicio de un proceso constituyente dirigido por el pueblo, y el derecho a la autodeterminación de las diferentes naciones bajo jurisdicción del Estado español.

Sobre este último punto nos gustaría destacar la amplia presencia castellanista en la movilización, que evidenció una vez más la necesidad de continuar construyendo Castilla como pueblo, es decir, como sujeto político soberano. Agradecemos a su vez a las organizaciones juveniles independentistas de Andalucía, Aragón, Asturias, Euskal Herria, Galicia y Países Catalanes, su apoyo y el envío de delegaciones internacionales para conocer de cerca la realidad del movimiento popular de nuestra tierra. Creemos realmente que este es un paso más para que desde todos los pueblos sigamos golpeando juntos a este Régimen.

Por último, queremos destacar de nuevo el papel de la juventud en el movimiento popular. La situación que vivimos los y las jóvenes está cerca de ser trágica; con casi un 60% de paro juvenil y la imposibilidad cada vez mayor de acceder a una educación de calidad, nuestro futuro se dibuja oscuro. Pero no sólo nuestro futuro, sino también nuestro presente. Es por eso que en una ocasión más la afluencia de juventud a la manifestación fue muy elevada. Ciertamente, no se trataba de una manifestación de funcionarios que quieren salvar su paga de navidad, ni de un desfile de liberados sindicales. Fue una nueva expresión de rabia de l@s que no tenemos nada que perder, pero que tenemos mucho que ganar. Aquí estamos, nosotros y nosotras no emigramos, nosotros y nosotras luchamos.

Donde hay lucha hay represión. Precisamente porque el Régimen sabe que es la juventud la que debe coger las riendas de la lucha y precisamente porque sabe que nos está negando una vida en condiciones dignas, se centra en reprimir a la juventud combativa. Es por ello que la represión se cebó con el Bloque Juvenil Anticapitalista, reteniéndolo durante más de dos horas en Legazpi y criminalizándolo en los medios. Aún así, el Bloque Juvenil consiguió ser un éxito con la participación de jóvenes llegad@s desde diferentes barrios y pueblos como Vallekas, Vicálvaro, Moratalaz, Barajas, Getafe, Ciempozuelos, Arganzuela, etc. El Bloque Juvenil se afianza y estamos convencid@s de que su ejemplo se extenderá a más barrios y pueblos. Creemos también que el propio Bloque debe ser capaz de continuar mejorando, realizando sus valoraciones internas y desarrollándose autónomamente. No podemos tampoco dejar de agradecer a la Coordinadora 25S todo el apoyo que prestó al Bloque, especialmente a través de la abogada Doris Benegas, pues sin su ayuda no hubiéramos podido llegar a la manifestación. Creemos que este es un ejemplo de respuesta antirepresiva de la que podemos aprender mucho.

El “enroque” mediático y policial del pasado día 28 es sólo un síntoma de la fragilidad del Régimen. La intimidación policial, la “operación jaula” en la plaza de Oriente, la negación de entrada a los observadores internacionales de la OSCE, etc. son claros símbolos de la deslegitimación interna y externa que sufre. En esta ocasión no se pudo llegar, aunque estamos segur@s de que la presión popular puede ser más fuerte que ese despliegue y que si no hubiera sido por la intensa lluvia la movilización les hubiera desbordado en buena medida. El Régimen está enrocado, sigamos poniéndole en jaque y preparándonos para darle el mate definitivo.
Madrid, Octubre de 2013
Yesca, la juventud castellana y revolucionaria