Categories: Comunicados
      Date: jul 26, 2017
     Title: 26 de Julio, La Juventud Castellana con la Revolución Cubana
Como dijo el actual General y Presidente Raúl Castro recientemente en unas conferencias de la Asamblea Nacional del Poder Popular ‘Año 59 de la Revolucion’, “cualquier estrategia que pretenda destruir la Revolución, fracasará”.


Siempre es 26: “Mientras haya una injusticia, hay una revolución”

Hace 64 años, el pueblo cubano dio un ejemplo de lucha y revolución con el asalto del cuartel Moncada y de Bayamo, en un intento de derrocar la dictadura de Fulgencio Batista. La represión y la violencia hacia el pueblo revolucionario cubano fue inminente, y fueron asesinad@s, encarcelad@s y torturad@s duramente.

No surgió efecto. La revolución cubana no temió ni a la represión ni a la dictadura. La Guerra Necesaria proclamada por José Martí ya no había forma de pararla. El comandante fallecido este mismo año, Fidel Castro, fue la figura clave de los asaltos y de la posterior revolución. Fue uno de los capturad@s, pero mintió sobre su nombre para conseguir librarse de un asesinato seguro y eso le permitió llegar a juicio. Fidel se defendió así mismo: Ni pidió perdón ni se exculpó por nada; denunció las torturas y los crímenes de la dictadura. Su alegato se convirtió en el programa político del nuevo movimiento revolucionario de Cuba: la lucha desde y para los sectores populares. Y el escrito de su defensa,  La historia me absolverá, pasó a la misma historia que ya le ha absuelto. Fidel se formó en aquel 26 como el ya líder de la vanguardia política revolucionaria y de la liberación y lucha del pueblo cubano.

Fidel fue preso, pero tras la amnistía general de 1955 que no le quedó más remedio que proclamar al dictador Batista, quedó liberado.  En total clandestinidad, creó la organización político-militar Movimiento 26 de Julio, con Che Guevara, Haydee Santa María, Melba Hernández o Vilma Esoin en sus filas.

Fueron momentos decisivos para la victoria final de la revolución porque pusieron la base para la victoria final. Durante los años 1955 y 1956, el Movimiento 26 de Julio, se dedicó a organizarse en todo el país, aún con una parte de la Dirección Nacional exiliada en México, entre la que se encontraba Fidel.

En diciembre de 1956 un grupo de 82 guerriller@s, al frente del Fidel, se embarcaron en México en el Yate Granma para desembarcar en la Playa de las Coloradas. Un grupo de 20 personas, el Ejército Rebelde, consiguieron instalarse en una base guerrillera en la Sierra Maestra. Este fue el comienzo de la lucha y revolución que derrocó a la dictadura en la grandiosa victoria del 1 de enero de 1959.

Desde entonces, el pueblo cubano ha sido ejemplo de historia y de democracia. Y si queremos ejemplos de ello, no tenemos que irnos muy lejos:

-      A principios de junio se hizo público un amplio informe de evaluación sobre la ejecución del Plan de la economía cubana en el primer semestre y la liquidación del presupuesto del Estado del año 2016. Entre otros resultados, el Producto Interior Bruto creció durante el primer semestre un 1,1%, signo de crecimiento de la economía respecto año año anterior, gracias a las mejoras en agricultura, turismo, construcciones, producción de azúcar y comunicaciones. Pero sobre todo, se recalca la importancia de que se ha consolidado los servicios sociales gratuitos a todo el pueblo cubano; educación y salud pública.

 

-     Hace unos días se conoció que Cuba ha conseguido la vacuna contra el cáncer de pulmón. Lejos de lo que muchos otros países habrían optado por hacer, l@s cuban@s tienen acceso a la vacuna de forma gratuita y el acceso es libre para todo extranjero, además de estar en proceso las negociaciones para dar la fórmula para sintetizarla al testo de centro sanitarios públicos de forma gratuita. Como se explica en el Informe sobre la salud cubana de la Organización Mundial de la Salud “en Cuba, los productos de desarrollan para resolver problemas de salud, a diferencia de lo que sucede en otros países, donde prevalecen los intereses económicos”. Así se marca la diferencia, y choca contra el sistema sanitario capitalista como el estadounidense. Cuba nos da ejemplo de cómo el socialismo trabaja la sanidad frente a la maquinaria asesina y capitalista.

 

-     El aporte de las brigadas medico-humanitarias cubanas es otro ejemplo de solidaridad del pueblo cubano con el mundo entero. Millones de misiones han salido desde Cuba a países de todo el mundo para prestar ayuda ante catástrofes. Ejemplo es en el caso de epidemia del ébola del año pasado al ser el primer equipo que prestó atención médica y humanitaria.

 

-     Cuba no es solo ejemplo del socialismo y progresismo, también de pacificación y solidaridad, y es que ha sido el intermediario del proceso de paz de Colombia entre el Gobierno de Santos y Las FARC. Ha sido el actor principal en todos los procesos y no solo ha sido la sede para los diálogos sino que también ha brindado toda la logística y garantías necesarias para que ambas partes pudieran negociar, como ninguna otra nación podía ofrecer.

 

-     La lucha por la soberanía total de la isla es el último aspecto que queríamos remarcar, y con esto nos referimos a la base de Guantánamo y las relaciones con EE.UU. El pasado 16 de junio, el actual presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la política de su gobierno hacia Cuba: una política de confrontación nada novedosa pues retoma el discurso que ya ha fracasado a lo largo de más de 50 años. Continúa su política de dominación sobre el pueblo cubano y de bloqueo económico, político y mediático y aislamiento internacional, mientras que el pueblo cubano mantiene su determinación de ser libres, independientes y soberan@s. La incansable sinrazón de la bestia capitalista por apropiarse de Cuba tuvo su logro en 1898 con una intervención engañosa al final de la guerra que por 30 años el pueblo cubano libró por su independencia con la ayuda del imperialismo del estado español. Entre toda la barbarie que se instauró en la isla, se estableció la Base Naval en Guantánamo que aun hoy usurpa parte del territorio nacional y cuya devolución el pueblo cubano sigue reclamando. La base de Guantánamo, desde que fue tomada ilegalmente, ha sido un centro de estimulo a la prostitución, el juego y las drogas, así como de violencia y agresiones e intervencionismo. La soberanía total de la isla, no solo por el bloqueo, sino por la base de Guantánamo, es necesaria para un pueblo libre lejos de las violencias capitalistas.

Una vez más, desde la juventud castellana queremos dejar clara nuestra solidaridad y apoyo con todos los procesos revolucionarios de los pueblos de todo el mundo, y entre ellos siempre estará nuestro apoyo total a la Revolución Cubana.

Como dijo el actual General y Presidente Raúl Castro recientemente en unas conferencias de la Asamblea Nacional del Poder Popular ‘Año 59 de la Revolucion’, “cualquier estrategia que pretenda destruir la Revolución, fracasará”.

Este es el primer día que se celebra el Día de la Revolución Nacional sin la presencia física del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana. Sigamos su ejemplo de lucha y victoria. Siempre es 26.

Yesca, la juventud castellana y revolucionaria.